Feminas

El auge de los tratamientos estéticos no quirúrgicos

Lee El auge de los tratamientos estéticos no quirúrgicosen Vanidades

Tras haber llevado a cabo estiramientos de rostro y cuello durante poco más de 30 años, he podido comprender las diferentes proporciones y lo que hace a una cara lucir hermosa. Gracias a esta experiencia he descubierto el efecto causado por la pérdida de volumen, y que al usar distintos rellenos (Restylane y Juvéderm) y neurotoxinas (Bótox y Dysport) es posible corregirlo y obtener la apariencia de una piel firme y joven sin recurrir a técnicas quirúrgicas. Es la esencia del Liquid Face Lift (LFL).

El procedimiento es mínimamente invasivo; ofrece muchas de las ventajas que se obtienen a través de la cirugía, pero sin necesidad de hacer incisiones ni significar tiempo de inactividad del paciente; es decir, con resultados casi inmediatos. En términos generales, se aplican diferentes rellenos en áreas distintas para definir de la mejor manera la estructura ósea, lo que otorga al rostro una apariencia más fina y natural. Las neurotoxinas, por ejemplo, son capaces de proporcionar un estiramiento facial efectivo de la manera más sencilla. El reemplazo de volumen se realiza utilizando una variedad de inyecciones, ya sea individuales o combinadas, la mayoría relacionadas con la familia del ácido hialurónico. No obstante, si bien pueden emplearse a la par de otras para mejorar la apariencia, no siempre es recomendable mezclarlas. El estiramiento de la parte superior de la cara se logra gracias a la acción de las neurotoxinas, como el citado Bótox o el Dysport. Ambas pueden aplicarse con el objetivo de mejorar rasgos faciales ¡y levantar y no sólo el rostro sino también el espíritu de quien lo elige! Si lo que buscas es que tus expresiones luzcan más frescas y naturales (a la vez de quitar un par de años a tu cutis) es recomendable Juvéderm Voluma, un relleno grueso de ácido hialurónico que permite dar forma al rostro; lo hace verse levantado y definido. En mi caso, suelo colocarlo de manera meticulosa debajo de los pómulos del paciente para crear un aspecto nítido y delgado, lo que se traduce en una apariencia ‘contorneada’, evitando que la piel se vea caída. Muchos de mis pacientes sufren pérdida de volumen y soporte debajo de la piel, lo cual ocasiona que aparezcan ‘huecos’ en el área de los ojos. Cuando me presentan estos casos, después de delinear con Juvéderm Voluma aplico por lo general Restylane con el objetivo de contrarrestar al máximo el efecto negativo. Esta sustancia permite rellenar las depresiones en el cutis y de esta forma conseguir un aspecto más vivaz, manteniendo siempre la naturalidad. Los resultados de este procedimiento estético (el paso final del LFL) tienen en promedio un año de duración.

Las arrugas y la falta de elasticidad en el rostro pueden disminuirse con prácticas estéticas que no implican incisiones y además ofrecen resultados casi inmediatos.

 

Liquid Face Lift es una excelente opción de estiramiento facial para pacientes de cualquier edad que, aprovechando el desarrollo de novedosas técnicas, buscan construir y mejorar el volumen de su rostro conservando su naturalidad. Es importante encontrar al profesional adecuado; de su conocimiento y de la técnica depende el éxito de la intervención. Elige uno certificado en una especialidad estética, ya sea en cirugía plástica facial u oculoplástica, así como en dermatología.

Es posible obtener volumen en los labios sin pasar por procedimientos dolorosos o que pongan en riesgo nuestra salud.

 

Por DR. CARLOS WOLF @carloswolfmd
• Miami Plastic Surgery @mpsmedspa
• www.miamiplasticsurgery.com
• www.store.miamiplasticsurgery.com

The post El auge de los tratamientos estéticos no quirúrgicos appeared first on Vanidades.

Lee El auge de los tratamientos estéticos no quirúrgicosen Vanidades

Add comment

Tweet Share